Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad. Acepto

Clinica Dental Euskalduna Menú

  944 44 92 00

  info@ceuskalduna.com

Volver

Retomaremos la actividad el próximo lunes, 18 de mayo, con total garantía de seguridad para las personas

o  Hemos aplicado los procedimientos de control necesarios para salvaguardar la salud tanto de los pacientes como de nuestros profesionales sanitarios

o  Con el propósito de extremar la prevención y la precaución, a todos los pacientes que acudan a nuestro centro de salud oral se les informará e instruirá en las medidas de protección adoptadas y en su obligación a acatarlas

o  Contamos con protocolos de actuación en cada área y todo el personal de la clínica dispone de los equipos de protección adecuados


En CLINICA DENTAL EUSKALDUNA regresaremos a la ‘normalidad’ el próximo lunes, 18 de mayo. En realidad, será una ‘nueva normalidad’, puesto que nuestra desescalada tras el confinamiento por la pandemia del virus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad COVID-19 estará marcada por protocolos de control y protección mas evidentes.

En CLINICA DENTAL EUSKALDUNA vamos a seguir siendo muy, muy escrupulosos con la seguridad. Decimos ‘vamos a seguir siendo’ y no ‘vamos a ser’ porque nuestro centro de salud oral ha sido uno de los pocos que no ha cesado en su actividad durante la crisis sanitaria. Hemos asumido la responsabilidad de seguir dando cobertura de urgencia a aquellos pacientes con problemas de salud oral indemorables que, de no haber sido atendidos en una clínica dental, habrían terminado acudiendo a un Sistema de Salud Público en serio riesgo de colapso. Además, estas personas se habrían expuesto al acudir a la red pública y aumentado su riesgo de contagio.

Nuestro centro de salud oral mantuvo, así, un servicio de urgencia telefónica y presencial, lo que nos exigió la aplicación de rigurosas medidas de protección, limpieza y desinfección que seguiremos practicando a partir del lunes. Aprovechamos estas líneas para dar las gracias a nuestros profesionales sanitarios -Miren, María, Dr. A Jubera, Dra. E. Larrauri y Dr. A de Juan- por haber sabido estar a la altura de las circunstancias.  

Andoni de Juan Galindez, uno de nuestros Jefes Médicos, incluso elaboró un protocolo procedimental adaptado a la actividad en centros sanitarios odontológicos, según la normativa, que se publicó en la revista ‘Odontólogos de hoy’, de difusión nacional, y que puedes leer en este enlace. El objetivo del protocolo es, según palabras del Dr. De Juan, “contribuir a la protección: evitar la contaminación y la transmisión directa o cruzada de agentes patógenos (SARS-CoV-2 y otros) entre el personal sanitario y el paciente”. El protocolo se refiere a:

  1. Instalaciones físicas: gabinetes, áreas clínicas, etc.
  2. Personal sanitario: médico estomatólogo/odontólogo y auxiliar de clínica.
  3. Personal de administración.
  4. Personal de limpieza.
  5. Paciente/Publico.

De Juan -Dr. en Medicina y Cirugía por la UPV/EHU, Estomatólogo, Diplomado en Medicina y Cirugía Bucal por la Universidad de Valencia y Profesor en el Master de Posgrado de Patología Oral en la UPV/EHU- participó asimismo recientemente, junto a otros profesionales de prestigio, en un webinar sobre la seguridad en las clínicas dentales en tiempos del COVID-19 organizado por el editor de la revista ‘Odontólogos de Hoy’ y patrocinado por  Ticare Implants (puedes verlo íntegro pinchando en este enlace). De Juan centró su intervención en los procedimientos de control y protección en la actividad asistencial frente al COVID-19 en la fase de desescalada, mostrando las claves para lograr el éxito en estos procedimientos.


En el webinar se desgranaron los mismos conceptos clave que aplicaremos en CLINICA DENTAL EUSKALDUNA de cara a maximizar la seguridad de los pacientes y de nuestros profesionales:
 


EN CUANTO A LOS PACIENTES

Aquí queremos destacar, en primer lugar, la importancia de la gestión de la cita previa de forma telemática.

El paciente será sometido a cribaje mediante triaje clínico, a fin de identificar la existencia de síntomas o signos de la enfermedad. El objetivo es atender en el gabinete únicamente a personas ‘sanas’ (libres de COVID-19) que no pongan en riesgo a otras personas. No obstante, para subir el listón de seguridad, y ante la posibilidad de la existencia de portadores sanos del virus SARS-CoV-2 que desconozcan su condición, todo paciente que acuda a la consulta será considerado como potencial portador del virus, y como consecuencia de ello se extremarán la prevención y la precaución. 


EN CUANTO A LAS INSTALACIONES

Todos los estudios realizados hasta la fecha confirman que con las medidas de higiene y desinfección que ya se tomaban habitualmente en los centros de salud oral antes de esta crisis se cumplían con solvencia las estrictas recomendaciones del Ministerio de Sanidad de cara a prevenir riesgos. Las instalaciones de la clínica, una vez higienizadas y desinfectadas tras la finalización de la jornada, quedan perfectamente acondicionas y como puntos limpios para reiniciar en ellos la actividad sanitaria.

El problema surge durante el día a día, en el trascurso de las distintas actividades clínicas. Por ello se hace imprescindible la clasificación y catalogación del riego según las áreas del centro: 


ÁREAS SEMI-CRÍTICAS O DE BAJO RIEGO

Recepción, sala de espera, pasillos de acceso a gabinetes… Son espacios concurridos por personal administrativo y pacientes en espera de ser atendidos para gestiones administrativas. Estas áreas NO conllevan contacto estrecho, y en ellas las medidas necesarias son de higiene personal, de distanciamiento social (distribución de espacios y reorganización de salas de espera), así como barreras físicas zonales (pantallas de metacrilato) y/o personales (mascarillas faciales).

En el acceso a nuestra clínica hemos instalado señalización para poner en conocimiento de los pacientes que están accediendo a una ‘ZONA LIMPIA’ y segura. Se indican asimismo las acciones que deben realizarse para acceder a ella en perfectas condiciones. Todo nuestro personal administrativo acompañará e informará puntualmente a las personas en aquellos aspectos imprescindibles para su seguridad.

Se evitará el contacto directo, tanto en la recepción como en la despedida. Preferentemente se utilizará tecnología telemática a la hora de la gestión de las citas, indicaciones, emisión de informes e incluso gestión de los pagos. 

Es BÁSICO:

o   Mantener en todo momento de la distancia de seguridad (de 1,5 a 2 metros).

o   Utilizar métodos de barrera zonales, como mamparas de metacrilato.

o   Seguir las indicaciones de redistribución de los puestos de trabajo, la circulación de las personas y y la redistribución de los espacios (recepción, sala de espera, pasillos…) para garantizar el mantenimiento de la distancia de seguridad de 2 metros.


Se informará asimismo a los pacientes sobre las medidas organizativas y su obligación de cooperar:

o   Lavado de manos con solución desinfectante.

o   Desinfección de suelas de los zapatos.

o   Utilización de mascarilla para permanecer en la sala de espera.

o   Minimizaremos al máximo los tiempos de espera.

o   Distribución en la sala de espera para mantenimiento del distanciamiento adecuado (2 metros).

o   Se deberá acudir a la clínica sin acompañante, salvo en caso de dependencia.


De forma especial se desinfectarán periódicamente a lo largo del día las superficies que se tocan con más frecuencia (ordenadores, tablets, pomos de puertas, mesas, apoya brazos de sillones, baño e inodoro, grifos, etc.) con paño de material desechable o aerosol, con solución desinfectante viricida.

Se han retirado todos los elementos con riesgo de contaminación por su uso comunitario como revistas, folletos publicitarios, prensa…

La higiene de manos es la medida principal de prevención y control de la infección, por lo que se dispondrá de varios puntos de acceso a lociones de limpieza y desinfección. 


ÁREAS CRÍTICAS

Son las áreas donde vamos a realizar la actividad clínica odontológica y que, por su naturaleza y dependiendo de la actuación, pueden ser objeto de suscitar mayor riesgo. Se trata de los gabinetes clínicos, quirófanos, sala de limpieza y esterilización de instrumental.

En estas áreas el personal está sometido a una exposición ‘de riesgo’ por contacto estrecho con los pacientes, por lo que el nivel de protección debe elevarse. Los equipos de protección (EPI) son mas exhaustivos. El personal que atienda a los pacientes llevará EPIs que incluirán (además del uniforme habitual):

o   Calzado específico con calzas desechables.

o   Mascarilla quirúrgica, preferiblemente tipo FFP2.

o   Protección ocular ajustada de montura integral o protector facial completo.

o   Guantes desechables (doble guante).

o   Bata de manga larga desechable.

o   Babero/delantal impermeable desechable si se prevé que se produzcan salpicaduras de sangre u otros fluidos corporales.

o   Se acotará y limitará al máximo los campo quirúrgicos.


El paciente:

o   Acudirá solo al gabinete (sin acompañante familiar), con la excepción de los casos de dependencia.

o   Deberá limitar al máximo su espacio de movimiento. 

o   Se le protegerá con paño quirúrgico o babero-delantal impermeable.

o   Se le dotará de protección ocular.


Los materiales usados con cada paciente son en su mayoría de un solo uso, desechados al terminar el acto clínico o al abandonarse el gabinete en un contenedor de residuos tipo III, adecuado para evitar contaminación ambiental. En el caso del instrumental clínico y aparatos no desechables, son esterilizados según protocolos estrictos definidos hace muchas décadas por las autoridades sanitarias competentes y vigilados, testados y controlados periódicamente


El acotamiento del campo quirúrgico se hará mediante:

o   Uso de film impermeable desechable para proteger zonas de contacto y susceptibles de contaminación.

o   Uso de paños resistentes a fluidos desechables de color distintivo donde depositar instrumentos a usar en la actuación clínica prevista. 

o   Se hará un listado de aquellos puntos sensibles de contaminación dentro del gabinete para poder chequear que son desinfectados.

El procedimiento de limpieza y desinfección de estas áreas críticas se realizará después de cada actuación clínica, al igual que se ha hecho siempre.


La implementación de toda esta metodología y procedimientos va a hacer que tengamos que modificar los ritmos de trabajo. Deberemos ser muy estrictos en los plazos a fin de que surtan efecto todas las medidas de higienización y desinfección descritas. Por tanto, se nos van a generar agendas ‘más complicadas’ y deberemos ajustar los tiempos de actuación. Por todo ello, solicitaremos a nuestros pacientes su compresión a la hora de gestionar sus citas, así como la importancia de ser escrupulosamente puntuales al acudir a las mismas.

En este tiempo de Estado de Alarma y confinamiento todo el personal de CLÍNICA DENTAL EUSKALDUNA hemos hecho un gran esfuerzo en formación y concienciación. Estamos muy sensibilizados y nos mantenemos en continuo reciclaje en cuanto a los nuevos acontecimientos, dadas las características de desarrollo de esta pandemia, a fin de no incurrir en riesgos innecesarios.

Los centros odontológicos son puntos limpios que están, a priori, en perfectas condiciones higiénicas. Las medidas que hemos implementado en CLINICA DENTAL EUSKALDUNA están destinadas a reforzar esa seguridad durante la desescalada por la pandemia de la COVID-19. Buscamos ofrecer a los pacientes y a nuestro personal sanitario un espacio totalmente libre de gérmenes y virus.

Si tienes alguna consulta que hacernos o deseas pedir una cita, solo tienes que contactarnos. Como siempre, te atenderemos encantados.